En tiempos de covid y restricciones en los que no se puede salir de la provincia, desde Fabero Avanza os proponemos un planazo para realizar al aire libre, “La ruta del agua”. Son varias rutas las que cuenta la localidad de Fabero, pero hoy vamos a recomendar una de ellas, la ruta del agua.

La ruta la empezaremos en Fabero, entonces no hay nada mejor que coger fuerzas con un chocolate con churros en Bar Churrería Paky. Luego cogeremos unos frutos secos, unas chuches, unas bebidas… para hacer más la amena la ruta en kiosko pikas. Ya estamos listos para empezar.

Empezamos la ruta en Fabero dirección Lillo del Bierzo, hasta su plaza central con una fuente y un cartel que informa de tres rutas.
Subimos hasta la parte más alta del pueblo, el camping, desde donde tomaremos el camino que está a la derecha para seguir la ruta que hemos elegido, la “Ruta del Agua”.

Bajaremos por un camino hasta llegar al Arroyo Rioseco, cruzando el arroyo nos encontramos con una bifurcación de caminos, eligiendo el camino de la izquierda. En este tramo nos encontramos con una pequeña área recreativa y una fuente llamada La Llama. Es buen momento de disfrutar del ecosistema que nos ofrece esta ruta, disfrutando de la vegetación de robles, espinos, chopos, madroños… Seguimos nuestro camino en dirección Bárcena de la Abadía, cruzando un puente sobre el río Cúa. Llegamos hasta los depósitos municipales de agua de Fabero, de ahí seguimos por un camino artificial que transcurre por una montaña de cuarcita. Después de pasar varios tramos de dificultad donde la roca se echa encima del camino, veremos el impresionante cañón que forma el Arroyo de Fresnedelo. Más adelante llegamos a la captación del agua, desde donde volveremos por el mismo trayecto, tomando un camino a la altura de la caseta del agua, que nos llevará directos al Arroyo de Fresnedelo. Seguimos con el camino de vuelta vuelta bordeando el arroyo hacia arriba para cruzarlo por un puente. Seguimos después por un camino a la derecha que cruza el río Cúa por el puente Lauro que nos conduce a nuestro punto de salida y llegada, el camping de Lillo. La ruta en ida y vuelta han sido 18,23 kms y una duración de 6 horas.

Después del esfuerzo no hay nada mejor que reponer fuerzas en nuestros bares con sus deliciosos pinchos, si es Sábado es casi obligatorio pasar por el Bar Norte para tomarse un pincho de pulpo. Luego tenemos varias opciones para degustar de una fantástica jornada gastronómica como puede ser en Casa Velasco, La Torre, El Hogar, Pizzería Piz-Paz… variedad donde elegir.

Todavía nuestra planazo no ha acabado, la tarde la reservamos para pasear por sus calles y visitar sus tiendas de moda, tecnología.. para realizar unas estupendas compras. Si queremos alargar nuestra estancia es este paraíso berciano tenemos El Minero Viviendas Turisticas, Casa Rural Tio Eloy

Ahora después de la primera ruta y una jornada 10 realizada nos queda volver a realizar las otras rutas y repetir planazo.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir un comentario